top of page
  • Foto del escritorCENIAC

Torsión gástrica en perros

Hoy hablaremos sobre un problema de salud común para nuestros peludos y con el que

debemos tener mucho cuidado ya que ¡Es muy peligroso!

La torsión gástrica en perros.


¿Qué es?

Esta es una patología del estómago de los perros que, debido a una acumulación de alimentos,

líquidos y gas, el estómago se distiende y altera su posición habitual. Es decir, el estómago se

hincha y cambia la posición dentro del cuerpo.


Esta condición es GRAVE y puede afectar a los órganos y producir un estado de shock en

nuestro perro, con las complicaciones asociadas: necrosis, peritonitis, dificultad respiratoria,

etc.

Por lo tanto, debe quedar claro que se trata de un problema importante que no puede

esperar.



Síntomas:

  • Abdomen muy hinchado.

  • Vómitos no productivos, es decir, donde no expulsa nada a pesar de las arcadas.

  • Nerviosismo en nuestros peludos ya que es doloroso.

  • Babeo junto con espuma y/o dificultad al respirar.

  • Empeoramiento de los síntomas con el paso del tiempo.


Tratamiento:


Hay que acudir al veterinario de inmediato.


Esta patología requiere de intervención quirúrgica cuanto antes. Por desgracia no existen

remedios ni acciones que podamos aplicar para disminuir los síntomas, por tanto, no hay

tiempo que perder ya que, si no acudimos al veterinario lo antes posible, nuestro perro fallecerá.


Durante la intervención le recolocarán el estómago a nuestro perro y evaluarán los posibles daños que haya podido desarrollar durante la torsión y actuarán de forma pertinente.


Al tratarse de una condición grave, el pronóstico habitual es reservado y requiere de hospitalización y control médico hasta que lo indique el veterinario y nuestro perro se encuentre fuera de peligro.





¿Cómo evitarlo?

  • Controlar la forma de comer de nuestro perro: procurar que coma lentamente y que mastique bien.

  • Evitar que beba agua abundante después de las comidas.

  • Evitar el ejercicio físico después de las comidas.

  • Evitar que engulla adecuando el tamaño de la comida a su raza y hábitos.


La mortalidad en los casos de torsión gástrica se sitúa entre el 5 y el 15%.

Como ya se ha mencionado, la torsión gástrica es una patología muy aguda y potencialmente letal. Si se sospecha que el perro puede sufrirla, es fundamental contactar urgentemente con el veterinario.


Esperamos que os resulte útil la información.

info@ceniac.com

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page