• CENIAC

¿Por qué los perros comen hierba?

Es bastante frecuente escuchar a personas preguntarse por qué los perros comen hierba. De hecho yo me lo he preguntado varias veces. Todo el mundo dice que lo hacen para purgarse pero ¿no hay nada más?

Mi base científica siempre hace que me pregunte cosas y que me ponga a investigar… y la verdad, mi curiosidad también jeje


La primera vez que saltó mi alerta, fue con Thor, al poco tiempo de operarlo de torsión de estómago empezó a comer mucha hierba, las deposiciones eran hierba y vomitaba.

Me preocupé porque sabía que podía tener el estómago débil tras la operación.

Lo empecé a observar y mi base como nutricionista (humana sí, pero lo queramos o no tenemos similitudes con los animales), me hizo pensar que Thor tenia gastritis, así que nos fuimos al veterinario y, así fue, le diagnosticaron gastritis crónica. Me dijeron que podía ser un efecto secundario de la operación.

Nos pusieron un tratamiento y esto mejoró.


Pero también se dan casos en que los perros comen hierba y no la vomitan.

Entonces, ¿un perro come hierba para purgarse?

Si un perro come hierba para purgarse, ¿por qué no siempre la vomita después? ¿Y por qué no suele mostrar síntomas de encontrarse mal antes de comerla? Simplemente, porque la explicación de la purga igual no es del todo correcta.


¿Qué dice la ciencia?


Hay muy pocas evidencias sobre éste tema, y tras leer muchos artículos he intentado resumir un poco lo que hay publicado sobre este tema.


Para un perro que tiene acceso a hierbas frescas de forma habitual, no es extraño, que lo veamos ingerir plantas.


Un estudio citado por la revista digital científica 'WebMd', especializada en salud, afirma que ocho de cada diez perros lo hacen o, al menos, lo han hecho de forma esporádica. Y entre todas las plantas que ingiere el can la preferida es, por unanimidad canina, el césped.


En la revista Phicology Today el psicólogo y etólogo canino Standley Coren, concluía que la mayoría de los perros comen hierba y que se trata de un comportamiento natural. También que, generalmente, este comportamiento no está asociado a ninguna enfermedad o malestar estomacal. Es decir que no lo hacen para purgarse porque se encuentran mal o quieren expulsar algo que les molesta dentro de su estómago. Aunque parece ser que, en aquellos perros que muestran síntomas de enfermedad antes de comer hierba, la reacción de vómito es más frecuente.


Otro de los aspectos a destacar dentro de las conclusiones del estudio de la Universidad de California es que, al parecer, son los perros más jóvenes los que más habitualmente comen hierba. Y también los que con menor frecuencia muestran síntomas de enfermedad antes de comerla y los que vomitan menos después de haberla ingerido.


Y enlazándolo con esto, puedo decir que mi otra alerta para buscar información sobre esto, ha sido precisamente porque tengo una cachorra de 9 meses, que se come toda la hierba que puede, sale al jardín, abre la boca y empieza a comer hierba, y si se pone nerviosa, más hierba come!


El otro artículo es de 2007: “Grass eating patterns in the domestic dog, Canis familiaris”. Sus resultados sugieren que los perros comen hierba con mayor frecuencia cuando están hambrientos que cuando están saciados.


Los lobos también ingieren hierba en la naturaleza


La conducta de ingerir plantas está más relacionada con un hábito evolutivo, heredado de su ancestro, el lobo. 

Parece ser que, en los lobos, la ingesta de hierba puede actuar como método de purga para eliminar parásitos intestinales por dos razones:


1- La materia vegetal ayuda a arrastrar los gusanos a través del tracto intestinal.

2- La fibra contenida en la hierba incrementa las contracciones intestinales y contribuye a ese mismo arrastre.


Sin embargo, una de las explicaciones más aceptadas sobre por qué los perros comen hierba es que, simplemente, les gusta su sabor o el efecto relajante de su olfateo, selección de brotes y masticación.

Por eso los cachorros y perros jóvenes, más curiosos y exploradores por naturaleza, presentan este hábito con más frecuencia que los perros mayores.


¿Dejar que el perro coma hierba o impedírselo?


Dialogando con la veterinaria de nuestro equipo Aida Lancharro, nos comenta que ingerir hierba no tiene por qué suponer un problema grave en un perro sano, pero si conviene tomar ciertas precauciones, ya que cabe la posibilidad de que el perro sufra una obstrucción.

En general no hay que alarmarse, pero si un perro trata de provocarse el vómito porque siente malestar, puede agravarse él mismo el problema. Pudiendo acabar provocándose una gastritis, como en el caso de Thor.

En otras ocasiones, el riesgo de que un perro coma hierba está en que puede ingerir alguna planta venenosa o bien que haya sido rociada con algún fertilizante tóxico.

Es importante vigilar que come y donde para evitar problemas de salud a nuestro perro.

La observación es muy importante.


Como conclusión me gustaría añadir, que los expertos coinciden en que comer hierba de forma frecuente resulta una patología alimentaria para el perro, aunque de carácter leve. El aburrimiento puede explicar, en algunas ocasiones, este tipo de conducta en el perro. Pero, en otros casos, el origen del problema puede ser más profundo. Mi consejo como mami de 3 perros y un conejo es, que ante la duda acudáis a su veterinario, nosotras lo vamos a hacer!

0 vistas

+34 686 37 68 24

©2018 by Ceniac. Proudly created with Wix.com