• CENIAC

EL ESPACIO PROPIO ES FUNDAMENTAL PARA LOS ANIMALES DE IAA

¡Saludos a todos!



Este mes os vamos a hablar de una parte importante para el bienestar de nuestros animales en sesión: El espacio propio del animal.



Y os preguntaréis, Un espacio propio ¿Y cómo es eso?


Pues se trata de preparar un espacio cómodo en la sala donde hagamos la sesión para que el animal que nos acompañe pueda retirarse a descansar o desconectar durante la sesión.



Por ejemplo, en el caso de los perros, se prepara una manta, colchón o cojín en algún sitio fresco y apartado de dónde sucede la actividad, se les puede poner un cuenco con agua, algún juguete o incluso un masticable… ¡y voila! El perro tiene un espacio donde descansar. En el caso de otros animales como los roedores o lagomorfos que nos acompañan, un transportín adaptado con agua, comida y una base cómoda servirá de igual forma.

















¿Y cómo sabe el animal que ese es su espacio? ¡Buena pregunta!


La verdad esto requiere de algo de entrenamiento, sobre todo por parte de las personas.

Para esto, las técnicas de IAA tenemos la misión de educar a nuestros usuarios sobre la importancia de estos espacios así como de hacerlos respetar en todo momento.

Y por otro lado y con nuestra ayuda, el animal asociará ese espacio como propio y aprenderá a usarlo.




¿Y esto en qué beneficia al animal?


Aunque no lo creáis, esto influye mucho en el bienestar psicológico de nuestros animales. Aunque ellos disfrutan muchísimo de las actividades y la interacción con los usuarios, pueden llegar a cargarse de, por ejemplo, la intensidad de las sesiones, la energía del grupo o simplemente quieren poder descansar después de jugar un rato.


El hecho de tener un espacio donde poder desconectar es fundamental… ¿Acaso no lo es para nosotros?





Concederles este derecho al descanso es imprescindible para nuestra forma de trabajar y nos asegura un mejor bienestar, sesiones mucho más productivas y una mayor conexión con nuestros animales.


¿Pero y si el animal quiere quedarse ahí todo el rato?


No pasaría nada.

Aunque no es común que nuestros animales no quieran interactuar o participar de las sesiones, ya que están planteadas para que tanto ellos como los usuarios disfruten, podría ser que el animal quisiera retirarse en un momento dado y nos dejara a “media sesión”. En este caso, ¡Estamos preparadas!


Nuestro equipo contempla estas situaciones y organiza actividades que no dependan de la constante participación del animal o se tienen actividades comodín que permiten seguir la sesión sin romper el hilo.





Recordad que, en las intervenciones con animales, estos nos ayudan y complementan nuestro trabajo de forma increíble pero nuestro éxito no solamente depende de ellos si no de nosotras como profesionales y del equipo especializado que trabaja para ayudar a los usuarios que participan.


¡Y eso es todo por hoy!


Recordad seguidnos en Instagram para estar al día de lo que hacemos 😉

https://www.instagram.com/ceniac_iaa


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo