• CENIAC

Actividades para IAA olfato

¡Hola a todas y todos!


Hoy queremos compartir con vosotros una actividad que solemos hacer en sesión. Seguro que muchos ya la conocéis! Es super sencilla pero muy enriquecedora, por eso es de nuestras preferidas. Tanto los perros como los participantes disfrutan un montón y además, podemos trabajar muchos objetivos.


La actividad consiste en organizar y montar un circuito de olfato con material reciclado. Nosotras, solemos llevar ya el material (rollos de papel, cartón de la caja de huevos, recipientes de yogurt, tela, trapillo…), ¡por supuesto limpio!


Para introducir la dinámica hablamos sobre el olfato de los perros, sus beneficios y las aplicaciones que tiene en la vida diaria con ellos y en nuestra sociedad. Siempre adaptando las explicaciones al grupo. Una vez hecho esto, les proponemos que hagan un circuito con el material, donde tendrán que esconder premios para que después el perro los busque a través del olfato.



Algunos de los objetivos que podemos trabajar son:


  • Organizar tareas.

  • Potenciar la cooperación entre compañeros.

  • Mejora de la atención y focalización.

  • Empoderar al usuario.

  • Estimular la motricidad fina y gruesa.

  • Estimular la memoria.

  • Practicar autocontrol y tolerancia a la frustración.




Variantes:

  • Por parejas, montan una parte del circuito. Cuándo el perro esté olfateando, si necesita ayuda, la pareja que se ha encargado de esa parte será la encargada de darle pistas para que pueda resolverlo sin frustrarse.

  • Podemos indicarles que tendrán que acordarse de cuántos premios han escondido en cada parte del circuito.

  • Si ya conocen al perro de sesiones anteriores, les podemos pedir que tengan en cuenta su carácter y personalidad. Por ejemplo: si es más tranquilo y no tiene mucho interés por la comida, tendrán que ponérselo más fácil o motivarlo a que busque.

  • Podemos añadir que observen el lenguaje corporal.



¿Y qué beneficios tiene para el perro?


Cuándo los perros utilizan el olfato se mantienen concentrados durante ese tiempo. Olfatear es un ejercicio de estimulación mental para ellos, y por lo tanto, les relaja mucho.

¡Pero cuidado! Porque también les cansa y si se lo ponemos muy difícil pueden llegar a frustrarse. Por eso debemos conocer a nuestro perro y adaptar completamente el ejercicio a él.


Cómo veis es una actividad super completa donde podéis variar y trabajar fácilmente según los objetivos y grupo que tengáis.


¡Imaginación al poder!




info@ceniac.com


41 vistas0 comentarios