top of page
  • Foto del escritorCENIAC

Y ahora que por fin llegó el frío… Os dejamos unos consejitos.

Con el cambio de clima de estos días seguramente muchos estéis pensando en ir a ver la nieve o pasar unos días divertidos disfrutando de ella, y por qué no, con nuestros peludos.

Aquí os dejamos unas recomendaciones para que todos podáis disfrutar de forma cómoda y segura:


¿A todos los perros les gusta la nieve?


Pues como a nosotros… Habrá algunos a los que les guste más y otros a los que no tanto.


Es importante saber si a tu perro le gusta y disfruta de la nieve ya que, si no es así, puede no ser un plan tan divertido para él como lo es para ti.


Si le gusta, ¡Genial! Ya tienes un compañero de juegos con el que disfrutar el frío.

Sí no, no te desanimes. Es bueno tener preparado uno o varios planes distintos para tu peludo, de forma que ambos disfrutéis. Esto puede ser dar paseos por zonas menos nevadas o asegurarte que allí donde vas hay zonas donde tu perro pueda resguardarse de la nieve (caminos, zonas habilitadas, etc.), entre otras cosas.




Y si no, siempre puedes organizar bien dónde, cómo y con quién vas a dejar a tu peludo si decides que para él es mejor quedarse en casa si, por ejemplo, planeáis un fin de semana de esquí.






¿Todos los perros pueden hacer actividades en la nieve?


Aunque nosotras creemos que todo es relativo y sobre todo, adaptable, también creemos que hay ciertos factores a tener en cuenta cuando llevamos a nuestros perros a la nieve.


Por ejemplo; perros muy mayores, perros con problemas musculares y/o articulares o perros con problemas de salud pueden experimentar dificultades con las temperaturas bajas y la nieve (dolor, entumecimiento, sensibilidad, etc.).


Otros perros, como los de razas muy pequeñas o con poco pelo, pueden llegar a pasarlo mal con el frío si no se les abriga adecuadamente o los cachorros.


Es por eso por lo que es importante valorar los riesgos que puede tener tu perro con el frío y la nieve y adaptar vuestra escapada a ellos con paseos más cortos y abrigos adecuados.


Pero… ¿Y una vez en la nieve?



¡Todos bien abrigados!



Es muy importante abrigar adecuadamente a tu perro según sus necesidades. Habrá perros que necesiten abrigo y otros que no. E incluso tendrás que valorar también si proteger sus patas del frío o no.



Así como los perros son sensibles a las altas temperaturas del suelo en verano, lo son al frío en invierno y si la zona donde vayáis tiene temperaturas muy extremas, es importante valorar cómo proteger las almohadillas de tu perro.



El frío y la humedad de la nieve provocan pequeñas fisuras en las almohadillas los perros siendo esta una zona muy sensible para ellos.

Una opción puede ser cubrir las almohadillas con alguna capa protectora como pueden ser la parafina, la vaselina o cremas específicas para esta zona.


Otra opción son las botas impermeables para perros, pero hay que tener en cuenta que para muchos perros que no están acostumbrados a llevarlas, puede resultar incomodo. Además se pueden usar por un tiempo limitado ya que puede favorecer a la sudoración y aparición de hongos.


Por último y no menos importante: ¡Es esencial hidratarse bien!


No olvides que estáis de excursión y cuando hay nieve de por medio, la dificultad física aumenta y el tiempo pasa volando y es muy fácil olvidarnos de beber agua. Recuerda llevar suficiente agua para ti y tu perro.


Y una vez finalizada la excursión es importante secar bien a nuestro perro.





Y ahora sí, ¡A disfrutar!


info@ceniac.com


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page