top of page
  • Foto del escritorCENIAC

¿QUÉ HACER SI ME ENCUENTRO UN ANIMAL PERDIDO O ABANDONADO?


Desgraciadamente, durante el verano aumentan los abandonos y no es raro encontrarse animales perdidos o desorientados. ¿Sabes qué hacer en esta situación?


Primero, es importante confirmar que está sólo. Si no vemos a nadie cerca y el animal tiene un comportamiento errático puede ser indicativo de que el pobre se ha perdido o lo han dejado abandonado.



¿Sabes cómo comportarte en estos casos? Aunque no lo parezca, nuestra conducta puede ser decisiva. Si nos acercamos corriendo, de forma muy directa o con un tono de voz alto podemos asustar a ese animalito, podría huir y lo podríamos perder de vista, empeorando la situación.

Lo mejor sería acercarte despacio y no querer cogerlo enseguida, darle espacio para que nos coja confianza y nos huela desde la distancia. Si tenemos, podemos darle comida primero de lejos e ir poniéndola cada vez más cerca sin intentar cogerlo. Es importante ofrecerle agua ya que con las temperaturas de verano y que no sabemos cuánto tiempo lleva sólo, el pobre puede estar deshidratado y querer refrescarse.


¿Y si el animal es confiado y se me acerca? ¡Pues mucho mejor! De esta forma la tarea será más fácil para todos. Si el animal ya te ha cogido confianza o se acerca de manera natural, tienes que asegurarte que no no vaya a presentar una conducta agresiva, también podría estar herido. Si intentaras cogerlo en estas condiciones podrías hacerle daño e incluso te podrías hacer daño tu, lo cual es peligroso para ambos. Si no es el caso y todo va bien, puedes intentar cogerlo si son animales pequeños (conejos, roedores, pájaros, perros…) pero si son animales grandes, lo ideal es que lo cojas con una correa (si tienes) o improvises una y con mucho cuidado cogerlo para evitar que se vaya, huya o corra peligro su vida si estáis cerca de alguna carretera o lugar peligroso.

También puedes llevar al animal a la clínica veterinaria más cercana para comprobar gratuitamente si tiene microchip y así localizar a los propietarios. Si tiene el microchip, el veterinario puede acceder a sus datos y ponerse en contacto con el propietario. Además el veterinario podría reconocer al animal y avisar al propietario, incluso si el animal no tiene el microchip.


¿Y si no se deja coger? Intenta no ponerte nervios@. Es normal que los animales en estas condiciones estén muy confundidos, tengan miedo y no se dejen coger. Llama inmediatamente a la policía si no lo has hecho antes e informa de la situación. Puedes esperar que vengan o en su defecto vendrá personal de la protectora asignada y ellos podrán ayudar mejor al animalito en cuestión.


Llamar a la policía, la protectora o a un centro veterinario. Es súper importante informar a los agentes de lo sucedido. Normalmente ellos vendrán a comprobar el estado del perro y si tiene microchip o si no pedirán ayuda a las protectoras de confianza o a los centros veterinarios cercanos para que vengan a recoger al animal o le lean el chip, si es que lo tiene.

Si el animal tiene chip, intentarán contactar con el dueño. En estos casos, los dueños los vienen a recoger. Pero si no tiene chip, es probable que el animal acabe en la protectora a la espera de que alguien pregunte por él… o a la espera de una nueva familia.


¿Y si me lo llevo a casa?

Es comprensible querer ayudar al animal, pero antes de llevarte al animalito a casa, debes informar a las autoridades de lo que ha pasado, dónde lo has encontrado y cómo lo has encontrado. Piensa que a lo mejor tiene familia y que lo están buscando o necesita atención veterinaria y sobre todo reflexiona si tu puedes ofrecerle los mejores cuidados en esta situación ya que el animal está pasando por una experiencia traumática en la que necesitará tiempo y cuidados extra.


Deja que los profesionales informen y evalúen la situación ya que ellos tienen más herramientas para ayudarlo. De todas formas, muchas veces las protectoras necesitan ayuda y si te ofreces a cuidar del animal mientras se recupera y se gestiona su situación, seguro que estarán muy agradecidos y te podrán ofrecer un asesoramiento y apoyo extra para el animalito.



Lo que está claro es que no podemos mirar hacía otro lado, el abandono o un extravío posiblemente es una de las experiencias más traumáticas que puede vivir un animal de compañía. Necesitan tu ayuda.


info@ceniac.com


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page